miércoles, 30 de enero de 2008

Inocencia: La incertidumbre de la infancia


Debido a que en la nota anterior hablé de Gaspar Noé, preferí seguir con una película muy cercana a él, pero completamente opuesta. Su esposa, la realizadora Lucile Hadzihalilovic, es la directora de la película "Inocencia" una película que habla de la visión del niño sobre la vida real.
Aquel que dice que es una película de fantasía es porque se olvido cómo se ve la realidad desde los ojos de un niño (en ese caso es muy recomendable).

La película obtuvo el premio a mejor ópera prima en el Festival de San Sebastián en el año 2004 y el premio del Festival de Estocolmo a Mejor fotografía en el mismo año.

La historia transcurre dentro de una escuela de pupilas, ubicada en el medio del bosque. Sus límites están cercados por paredes altas, sin puertas aparentes. Niñas que ingresan dentro de ataúdes al colegio, una escuela hermética y aislada, ausencia total de la familias, extrañas salidas con un incierto destino, un lugar en dónde las respuestas no existen y todo es apoderado por las incertidumbres y la imaginación de los propios niños, un desolado paisaje de arboledas, una extraña sensación que se mantiene durante todo el film...todo esto nos demuestra un buen tratamiento surrealista de parte de la directora.
A contrario de Noé, Lucile utiliza una prolija cámara fija con una bellísima fotografía acompañándola. Una película sin sobresaltos visuales, los climas son manejados con total delicadeza para lograr la tensión y mantenerla hasta el final. Logra que uno, cómo espectador, reflexione todo tipo de hipótesis sobre que sucede en ese lugar, que hay detrás de esos altos muros, que les espera a estas inocentes niñas y porque toda la película es un gran signo de pregunta.




1 comentario:

Anónimo dijo...

Excelente película. Poesía pura. Muy bueno el blog
Ariel Argentina