viernes, 15 de febrero de 2008

"CELO" la nueva película de Fabián Forte


Fabián Forte hace años que viene haciendo su cine alejado de toda posibilidad comercial aquí en Argentina. El cine de género, hoy en día en Argentina, está casi excluido. Sus películas son bien recibidas en festivales del exterior y en países como en Estados Unidos. Un cine, que desde lejos (porque no tuve la oportunidad de ver mucho, no más que algunas cortas imagenes), se puede ver controversial y con una gran referencia del cine de David Cronemberg. Sexo, erotismo, realidad, fantasía y terror, son los condimentos que propone este director en sus historias.

Fabian Forte comenzó realizando cortometrajes, entre ellos DOSIS que ganó en la edición de Telefe cortos del año 2005. Su primer largometraje fue MALA CARNE en el 2002 con mucho exito en los Estados Unidos que luego fue editada nuevamente en el año 2007 para el mercado Norteamericano con el nombre de CARNAL.

Cuenta la historia de dos adolescentes que disfrutan de una aventura sexual extraida del imaginario colectivo. El deseo los lleva a internarse en un mundo en donde la carne ocupa un rol principal, no sólo como símbolo del deseo, sino tambien como objeto de poder. Para estos dos amigos en busca de una pizza nocturna para cortar un poco el ritmo de estudio, levantarse a esas dos minitas sentadas en aquel umbral, fue una de las peores ideas que pudieron haber tenido en sus vidas. Las chicas invitan a los muchachos a su departamento sin mucho reparo en que son extraños y, probablemente, a la cacería de jovencitas con ganas de fiesta. Pero los verdaderos motivos de tal propuesta esconden, para más tarde, un cambio de roles entre los cazadores y las presas. Los que piensan en la mujer como el sexo débil, evidentemente no creen en lo sobrenatural y no conocen a estas “fieras” (como las denomina el realizador).
El secreto es que las chicas son en realidad almas en pena condenadas a vagar por toda la eternidad intentando saciar su sed de sangre con quien se cruce por su paso, como por ejemplo dos jóvenes extraños a la deriva con hambre de carne (además de la pizza) en la noche de la ciudad. En otros términos más “científicos”, la chicas podrían denominarse como vampiresas. Pero en los tiempos que corren los chupasangre tienen otras ambiciones que exceden sus deleites culinarios, otros fetiches y algunos negocios rentables paralelos para sobrevivir más allá de lo orgánico. Todo un cuento nocturno.

CELO es un thriller sexual con alto contenido erótico. Aborda la historia de Daniel (Echevarría), un hombre extremadamente tímido, reservado y parco, que vive muy encerrado en sus cosas, intentando que nadie invada su espacio de soledad, ausencia y frustración. Muestra la relación enfermiza que se teje entre un hombre, una mujer y un misterioso amigo de la infancia que lo espía y acecha.

Todos quieren entrometerse en su vida, hasta que su vida toma otro rumbo cuando se encuentra casualmente con un ex compañero del secundario y luego conoce a una chica con la que comienza a tener relaciones y de la cual se enamora", dijo Forte.

El cineasta agregó que "ese misterioso ex compañero (Borisenko) en realidad es un perverso y un voyeur, que lo espía y lo sigue hasta que empieza a tener sexo con su nueva amiga. A partir de allí, la película experimenta un giro y se convierte en un thriller policial". "En los personajes hay algo también de desdoblarse y transformarse en el otro. El protagonista termina convirtiéndose un poco en su antagonista", señaló Forte, que eligió la cámara en mano y una puesta llena de reflejos en espejos y vidrios para mostrar que alguien espía continuamente al personaje de Daniel.

La película está protagonizada por Carlos Echevarría, Martín Borisenko y Mónica Galán . Un proyecto generado por el actor Borisenko, fue realizada por Forte en un tiempo récord de 16 jornadas, con un ritmo de 10 escenas diarias, un equipo técnico reducido, una cámara de video digital y una estructura de producción totalmente independiente.