lunes, 18 de febrero de 2008

Cine Danés

El cine de Christoffer Boe


Los Daneses desde hace muchos años viene realizando un cine que sale de los cánones convencionales. La corriente creada por Lars Von Trier (Los idiotas, Bailando en la oscuridad, Dogville), entre otros, ha dejado una importante huella en los nuevos realizadores de ese país.

Esta corriente llamada Dogma 95, fue creada en el año 1995 (año que hace referencia el nombre) por un grupo de directores que se comprometían a tratar sus películas respetando una serie de normas estrictas a partir de las cuales buscaban, según ellos, encontrar la verdad profunda. Las películas, de acuerdo a este movimiento, debían ser filmadas en escenarios naturales evitando las escenografías armadas en los estudios, con cámara en mano o al hombro, grabada con sonido directo y sin musicalizaciones especiales. Todas estas especificaciones buscan dar a la historia un tono más realista. Dogma 95 se opone la ilusión individual del cine presentando una serie de reglas conocidas como el voto de castidad.

La búsqueda iniciada por esta corriente cinematográfica, ha logrado que jóvenes directores de ese país, realicen una intensa exploración hacia nuevas estéticas en cuestión de imagen. Entre ellos encontramos al joven realizador, promesa para muchos, Christoffer Boe (1974).

Boe desde su primer largometraje llamado Reconstrucción de un amor, ha sido premiado y elogiado por la crítica internacional. Ha sido llamado cómo la nueva promesa, entre los jóvenes de hoy. Sus primeros tres cortometrajes, Obsesión, Virginidad y Ansiedad, son parte de una trilogía. Este último Ansiedad obtuvo el Premio Découverte de la Critica Francesa.


Reconstrucción de un amor (2003), su gran debut cinematográfico, nos muestra a una ciudad (Copenhague) que resulta ser un gran enigma en la vida de Alex. Esta extraña historia se centra en Alex y Aimee. Mientras se encuentran en una estación abarrotada de gente, Alex se fija en Aimee, que espera también en el andén. Cuando la vuelve a ver en el tren, Alex corre impulsivamente tras ella, dejando a Simona (su novia) sin darle explicaciones. Aimee lo conduce hasta un bar, donde empiezan a hablar como si ya se conocieran. Completamente enamorados, Alex va con ella al hotel. A la mañana siguiente, hacen planes para verse más tarde. Pero, inexplicablemente, la vida de Alex ha cambiado de la noche a la mañana: su casa ha desaparecido, sus amigos no le reconocen y, lo que es más, Simone dice no conocerle. A Alex no le queda otra alternativa que apresurarse en busca de Aimee y comprobar que al menos ella es real...

La película, interpretada por Nikolaj Lie Kaas y Maria Bonnevie, es un drama romántico que presenta las emociones en una explosión de imágenes. Drama psicológico sobre un hombre que olvida su pasado y pone toda su fe en el amor a fin de conseguir un futuro. Christoffer Boe, con esta película, ha acaparado premios desde que fue presentada en Cannes, donde ganó la prestigiosa Cámara de Oro y el premio al jurado de la Semaine. En agosto de ese, ganó el premio Amanda a la mejor opera prima nórdica, y el Premio Fipresci como mejor nuevo director en el Festival de Cine de San Sebastián. Fue además, la candidata danesa para competir por los Oscars 2004.

Su segunda película Allegro (2005), es un film mucho mas extraño que el anterior. La ciudad de Copenhague es la principal protagonista. Zetterström (Ulrich Thomsen) es un brillante pianista. Su incapacidad de aceptar sus errores le ha llevado a una auto-superación constante que no le deja amar otra cosa que no sea su música. Debido a ello, su novia Andrea (Helena Christensen) le abandona. Ante tal perdida, Zetterström opta por esconder en lo más profundo de si mismo todo lo vivido hasta entonces, olvidando su pasado y centrándose (aún más) en su carrera.Diez años después, Zetterström ha alcanzado la fama como músico, vive en América y no ha vuelto a Copenhague, su ciudad natal, desde entonces, por lo que desconoce que sus recuerdos, lejos de permanecer enterrados en su interior, han optado por vivir libremente en "La Zona", un misterioso lugar al que nadie puede acceder (y por lo tanto nadie sabe lo que se encuentra ahí) y que ocupa un amplio territorio de la capital danesa. Cuando Zetterström regresa con motivo de un concierto, entra en escena Tom (Henning Moritzen), un misterioso personaje que le dará a conocer "La Zona", dándose cuenta así que ha olvidado gran parte de su vida, aunque quizás ya sea tarde para recuperar lo perdido...

La película esta protagonizada por Ulrich Thomsen y Helena Christensen. Es un drama con una fuerte presencia de la ciencia ficción. Una ciudad que entra en cuarentena, debido a la presencia una fuerza inexplicable que no permite que nadie ingrese.
Su última película Offscreen (2006), utiliza al documental para experimentar y la “cámara en mano” para contar una historia que combina ficción con realidad de una forma intensa y escalofriante. En la cinta el director crea un efecto de cercanía con los personajes, que son presentados en situaciones dramáticas y al mismo tiempo irónicas.Cuando Lene, la esposa del famoso actor danés Nicolas Bro, le comunica que ha dejado de quererle, él intenta salvar su matrimonio rodando una historia de amor en la que la pareja se interpreta a sí misma. Su buen amigo y director Christoffer Boe le presta una cámara y le aconseja que lo filme todo, consejo que Bro se toma literalmente. La constante filmación termina por volver locos tanto a sus amigos como a Lene, que se marcha a Berlín.

“Mucho se ha dicho acerca de que ‘Offscreen’ pertenece al ‘cinema verité’ o el movimiento conocido como ‘Dogma’, en ambos la idea es atrapar la realidad. Pero yo lo veo de otra manera, es algo distinto porque soy mucho más joven que ellos… además el intento es por utilizar nuevas tecnologías para cambiar el estilo narrativo, mezclar ficción con realidad para así llegar a confundir ambas y hacerlas más difícil de entender, como ocurre en el mundo real”. Según palabras de Boe

Christoffer Boe tiene un largo tramo por recorrer y mucho tiempo para seguir indagando en su manera de contar historias. Sus ambiciones han ido superándose en estas tres películas, su investigación y experimentación han acaparado, con sus resultados, una gran cantidad de elogios y satisfacciones a aquellos realizadores que queremos seguir innovando en este mágico arte, llamado cine.
NOTA PUBLICADA EN

2 comentarios:

lo rigby dijo...

muy bueno

Mohinder dijo...

Muy interesante articulo sobre Boe.
Si te interesa ver peliculas danesas pasate por mi blog:
http://cinedanes.blogspot.com/

Saludos