jueves, 3 de abril de 2008

Costa-Gavras en rodaje

Costa-Gavras y Jean-Claude Grumberg son los autores del guión de "Eden à l'Ouest", cinta que sigue las vicisitudes de un inmigrante ilegal (Scamarcio), en su intento por ingresar a la Unión Europea, buscando -como tantos- una solución a su situación apremiante. Su viaje del Mar Egeo a París estará lleno de inconvenientes y situaciones de riesgo.

Este director greco-francés, cuyo nombre completo es Costantin Gravras (1933), tiene más de una veintena de películas realizadas; entre ellas importantes policiales. Su cine contiene una notoria referencia hitchcockiana y una gran presencia de la Nouvelle Vague. Junto con Gillo Pontecorvo y Francesco Rosi, el cineasta Constantin Costa-Gavras ha sido el máximo representante del cine político, corriente surgida a mediados de los años 60 y definida por su carácter marcadamente reivindicativo e izquierdista. Actualmente este autor es conocido por una serie de obras que ponen de manifiesto su ideología política por medio de la aproximación a los diferentes conflictos que han atenazado al mundo durante el siglo XX.

Volviendo a la película, el rodaje de "Eden à l'Ouest" acaba de comenzar en localizaciones de los Altos Alpes, en Montgenèvre, Francia. Tras lo cual el equipo se trasladará a Creta para completar la filmación. Esta será la primera vez que Costa-Gavras ruede en su grecia Natal desde su película más célebre, "Z" por el que obtuvo dos Oscar y el Premio del Jurado en Cannes (1969).

El director alemán Fatih Akin, reconocido por "Contra la pared" y "Al otro lado", vuelve a la actuación, esta vez a las órdenes de Costa-Gavras, en en este nuevo film "Eden à l'Ouest", una historia sobre la inmigración que tiene como protagonista al actor joven más popular del cine italiano, Riccardo Scamarcio.

La película tiene un presupuesto de 8 millones de euros, contando con la producción de la compañía del director griego, KG Productions. Pathé coproduce y se encargará de su lanzamiento en Francia y las ventas internacionales.

RECOMENDADA: Uno de sus últimos films que contiene una fuerte crítica política hacia el capitalismo, la película se llama La Corporación. Está protagonizada por José Garcia.

En La corporación, el protagonista es Bruno Davert (el actor José García), un hombre de la industria del papel que fue puesto “en disponibilidad” por la empresa para la que trabajó quince años debido a una operación de “reducción y traslado” y que, al empezar la película, lleva dos años buscando un nuevo trabajo. Alienado por la vida doméstica, agotado por las quejas de sus hijos –a quienes el recorte dejó sin cable– y herido en su orgullo al ver a su esposa trabajando en dos puestos mal pagados, se le ocurre un plan: eliminar a todos aquellos que se han postulado para el mismo trabajo en el que él parece haber puesto sus últimas esperanzas. Uno por uno. A sangre fría.