lunes, 14 de abril de 2008

ELEGY by ISABEL COIXET



Este es el nombre de la nueva película de la directora, nativa en españa y hoy triunfante en norteamerica, Isabel Coixet. A partir de su segundo film "Cosas que nunca te dije" (1995) pude ver en sus películas una búsqueda puntillosa de como tratar, bajo diferentes historias y perspectivas, a la soledad cómo patología social. Haciéndola mucho mas subjetiva y profunda en la película "Mi vida sin mí" (2003). Temática que abarcan todas su películas. Luego de haber entrado al mercado norteamericano con "Mi vida sin mí", película elogiada por la crítica, realizó "La vida secreta de las palabras" (premiado con el Goya) sobre dos vidas solitarias en un lugar tan solitario como ellos.


Elegy presenta el combate de pasión entre una extraordinaria joven, Consuela, interpretada por Penélope Cruz (Volver, Todo Sobre mi Madre), y un sofisticado profesor de universidad, David Kepesh, encarnado por Ben Kingsley (Gandhi, Sexy Beast), sin tomar partido ni emitir juicios finales. A partir de un guión creado por Nicholas Meyer (The Seven-Per-Cent Solution, Sommersby), Coixet embarcó a todo su equipo creativo en la aventura de trasladar un relato íntimo de dos personas, cuerpo a cuerpo, en una fascinante historia visual y drama erótico. Basada en la novela de Philip Roth "The Dying Animal".

El film participó y tuvo una cálida aceptación en la última edicion del Berlinale. Trata de temas universales como el amor, la muerte y la enfermedad, y retrata la belleza como una carga y una bendición. El filme también intenta demostrar que envejecer no implica necesariamente madurar, ya que el personaje interpretado por Kingsley, David Kepesh, mantiene su independencia mientras que no logra superar sus celos y las dudas que amenazan su relación.


3 comentarios:

Silvina dijo...

Tomada en cuenta.
Me voy a tomar un rato en estos días para leer más de tu blog... a simple vista parece que tiene muchas cosas que me pueden servir.

Saludos!!

Silvina dijo...

Ah! y hablando de Antonioni (por el título de tu blog) en Blow Up, me fascina cómo trata el tema de la construcción de la realidad...

Ariel Luque dijo...

Hola Silvina! Es verdad lo que decis, Antonioni tiene una clara idea de la realidad en sus películas y plantea el hecho de cómo se desvanece ésta, si no es vista en su momento y aprovechada. En cambio la fantasía o la imaginación, está allí siempre que nosotro querramos. Claro está en la asociación de toda la película con la última escena de los mimos jugando al tennis (si mal no recuerdo).
Está claro que Antonioni dónde pone el ojo, pone realmente su manera de ver la vida, la cuál es bastante personal y admirable.

Saludos Silvina.