sábado, 3 de mayo de 2008

El Pájaro de las Plumas de Cristal di Dario Argento



Dario Argento (El gato de las 9 colas, Cuatro moscas sobre terciopelo gris, Rojo Profundo, Suspiria, Ópera, etc), para mi no es una grande del cine de terror, pero sí del suspenso. Desde hace varias décadas, este veterano director italiano, se dedica a realizar muy buenos policiales, macabras historias de terror e intrigantes thrillers cargados de suspenso. Entre ellas, El Pájaro de las Plumas de Cristal, realizada en 1970. Esta es su ópera prima y la que comienza una trilogía de animales, las otras dos fueron El gato de las 9 colas y Cuatro moscas sobre terciopelo gris


La película cuenta la historia de un joven escritor norteamericano (Sam Dalmas), que está a punto de marcharse de Roma para volver a su país. La noche antes de su marcha es testigo del intento de asesinato a Mónica Ranieri. alguien la apuñala y desaparece en la oscuridad. El comisario Morosini es encargado de la investigación e informa a Sam de la posible presencia de un asesino en serie en la ciudad: la misma persona, que ya ha matado con arma blanca a tres chicas, podría haber intentado apuñalar a Mónica. Sam decide aplazar su marcha e investigar por su cuenta.

La película se desarrolla sobre un ambiente misterioso, teñido de una visual bastante interesante, mostrando un contraste en los colores característico de la época y mas aun de esta clase de films, donde la sangre resalta a primera vista, como un elemento visual bastante fuerte. Las localizaciones, situadas en la ciudad prácticamente en su totalidad, suelen ser lugares muy utilizados por el director, casi como si fueran escenas de teatro, de calles solitarias en medio de la noche donde no se observa ningún tipo de rastro de personas, en ambientes lúgubres y solitarios.


Está es la trama, pero cómo suele suceder en las películas de Argento, todo se complica y nada es lo que realmente parece. Con mucha sangre e utilizando recursos de esa época, la película mantiene un clima de tensión logrado tanto por la historia cómo también por la banda sonora del gran Ennio Morricone (Cinema Paradiso). Actuaciones algo exageradas, pero bueno, el registro de esa época y en ese género, era así. Una historia que no decae y te mantiene la incógnita del asesino, como lo hacía el gran Hitchcock. Aquellos amantes del género van a apreciar las películas de este consagrado director italiano. Un gran clásico.