martes, 27 de mayo de 2008

"LEONERA" DE PABLO TRAPERO, SE ESTRENA LUEGO DE SU PASO POR CANNES


"Leonera" el quinto largometraje del joven director Pablo Trapero, se estrena este jueves en las carteleras rosarinas. Uno de los más elogiados por la crítica en la última edición del Festival de Cannes. Especial referencia hubo en todas las crónicas hacia Martina Gusman, le esposa del cineasta en la vida real y habitual colaboradora en funciones de producción, que acá además interpreta al personaje protagonista, Julia, una mujer relacionada con un crimen cuya verdadera autoría no conoceremos hasta el final, y que encarcelada convive con su hijo recién nacido, hasta que cuatro años después la ley obliga a ambos a separarse.

"El origen del proyecto -ha dicho Trapero, quien coescribió el guión con Martín Mauregui , Santiago Mitre y Alejandro Fadel, a RFI- eran las ganas de contar una historia sobre la maternidad, sobre el universo de intimidad de una madre con su hijo, y hacerlo en un contexto donde no importara lo difícil que pudiera ser. Yo conocía esa circunstancia de los niños pequeños que están con sus mamás encarcelados y la consideraba una historia ignorada por la sociedad".



Precisamente por no haber una gran conciencia social sobre esas historias reales, Trapero quiere que "Leonera" sea polémica: "Aparte de lo conmovedora que pueda ser la pelicula como hecho artístico, quiero que provoque el debate allá donde se presente, porque esta realidad no solo ocurre en Argentina, sino que hay muchos otros países donde se repiten estas circunstancias de madres que deben criar a sus bebés en prisión. Y en casi todos los lados hay un desconocimiento o ignorancia en la sociedad".

Rodada en cárceles argentinas reales y con la participación de algunas presas auténticas, la cinta requirió una previa investigación. "La pelicula es ficción completamente, pero también hay un acercamiento muy directo a estos lugares. Tuvimos antes de escribir el guión conversaciones con internas, con abogados, periodistas especializados, lectura de libros...", cuenta el realizador.


A partir de ahí se construyó una historia ficticia cuyo punto de partida es la muerte del novio de la protagonista, que lleva a ésta a la cárcel, aunque el espectador ignora su verdadera implicación en los hechos. "Es poco importante el motivo, aunque sí lo es si ella es o no culpable. No queria que hubiera un juicio previo, que el espectador considerara si era justo o injusto el que estuviera en la carcel, sino que estaba en ese lugar con el hijo y tenía que sobrevivir a esa situación. Y luego sí, poco a poco hay un cierto suspense por saber qué ocurrió de verdad", afirma Trapero.

Su próximo proyecto a filmar una historia de amor que deriva a la violencia y se llamará "Pampas", y "No pasarán", basada en la historia real de Soledad Rosas, una joven "okupa" argentina detenida en Italia y que supuestamente se suicidó.

Fuente: ABC guionistas