viernes, 9 de mayo de 2008

NOVIEMBRE: Cine independiente norteamericano



Una noche, tras una cena fuera, Sophie Jacobs (Courteney Cox) y su novio Hugh (James LeGros) se paran en una tienda a comprar algo. Mientras Sophie espera en el coche, Hugh es asesinado en un violento robo. Destrozada, Sophie intenta seguir con su vida, enseñando fotografía en una escuela, yendo a comer con su madre (Anne Archer) y visitando a su psicóloga (Nora Dunn). Todo cambia un día en que Sophie cree ver en un proyector la imagen de ella esperando en el coche.. el día del asesinato de Hugh.


Esta es la trama de esta interesante obra independiente de Greg Harrison llamada Noviembre. Nos es un film de terror, ronda entre los fantástico y lo psicológico. Una historia que no cae en lo cliché del cine de este género y en ella podemos ver un gran manejo de lo visual a cargo de su director y su diseñador visual Lew Baldwing. Manejo que destella con total lúcidez y psicodelia. Cuándo hablo de psicodelia, hablo de imágenes totalmente extrañas, al mejor estilo Darren Aranofsky (Pi, Requiem por un sueño), sangre que viaja por las venas, destellos luminosos, sonidos agudos y punzantes, etc. Con una admirable edición en manos del mísmo director.



Hay que destacar la admirable actuación de Courteney Cox (Friends, Ace Ventura, la trilogía Scream) que se come toda la película, repitiendo las mísmas escenas bajo distintos estados de animos y sentimientos.



Al margen de la historia, el guión (a cargo de Benjamin Brand) tiene un importante recorrido por la psicología de la protagonista, que trás la muerte de su marido, padece tres etapas que una persona sufre luego de la pérdida de un ser querido. La Negación, la Desesperación y la Aceptación. Estas tres etapas transcurren en el mismo día de la muerte de su marido, el 7 de Noviembre. Confuso ¿No? Toda la película lo es, pero su final logra fundamentar todo lo sucedido, las confusiones y los trastornos que la protagonista sufre. "El fin justifica los medios" Medios utilizados de una manera admirable.



No hay comentarios: