miércoles, 30 de julio de 2008

LAS AMIGAS: UNA MIRADA AL MUNDO FEMENINO EN MANOS DEL POETA ANTONIONI


Aquellos que admiramos a este director, conocemos su estilo, sus temas, sus historias, sus personajes y su mirada, una mirada que desborda sabiduría, profundidad, originalidad y que siempre está en una exhaustiva búsqueda de manipular la realidad y no caer en lo común. Una mirada que siempre capta lo poético (de la mirada de este maestro viene el nombre de este blog). Un director que ha demostrado conocer a fondo a la soledad y a la incomunicación, temas tan conocidos y que muchos han tocado pero que ninguno llego a entenderlos de manera tan profunda como lo hizo Michelangelo Anonioni. "Las Amigas" (Le Amiche - 1955) es el quinto largometraje de este maestro. El film es una mirada intimista y minimalista al mundo femenino de la burguesía italiana, burguesía que plasmo de una manera soberbia, liberal para su época, irónica, sexual y sobre todo mostrando la falsedad de este mundo, un mundo de dotes egoístas y que carece de comunicación. El film está basado en el relato breve "Tra donne sole" (1949), de Cesare Pavese, adaptado por el realizador, Suso Cecchi D'Amico y Alba Céspedes. Se rodó en escenarios naturales de Turín y en los estudios de Cinecittà (Roma). Ganó el León de plata de Venecia y dos Nardo d'Argento (director y actriz reparto). Y fué producido por Giovanni Addessi.



La acción tiene lugar en Turín (Italia), el invierno de 1955, durante 7 días. La joven Clelia, residente en Roma, acude a Turín para asumir la dirección de la nueva sucursal de una firma de alta costura. A causa de un intento fallido de suicidio de la vecina de su habitación de hotel, Rosetta Savone (Madeleine Fisher), conoce a Momina De Stefani (Yvonne Furneaux), a la ceramista Nené (Valentina Cortese) y a la amiga de ambas, Marielle (Ana Maria Pancani). Conoce además al pintor Lorenzo (Gabriele Ferzetti), pareja de Nené, al arquitecto Cesare Pedoni (Franco Fabrizi), amante de Momina, y a su ayudante Carlo (Ettore Manni). La historia se centra en el mundo psicológico de estas cinco mujeres amigas, relación que se comienza a desmoronar por el factor hombre.

Antonioni nos muestra un mundo de fiestas y de moda, explorando de manera puntillosa la necesidad de amar y ser amado, la sexualidad, la rivalidad, la envidia, el amor, los celos, el matrimonio, la fidelidad, etc. Temas que siempre trata en su sublime filmografía. Analiza la indiferencia de los hombres ante las angustias de las mujeres y la incapacidad de éstas para entenderse y comunicarse entre ellas. Investiga las difíciles relaciones hombre/mujer y sus diferentes modos de entender el sexo y el amor. Se centra en la falta de comunicación entre las personas en este mundo burgués, en el que prevalece el individualismo, el egocentrismo y el egoísmo. Mujeres que buscan ser liberales e independientes, pero que siempre terminan dependiendo del factor hombre y viceversa también. El amor se plantea desde distintas miradas, desde la mirada fatalista shakespeareana (tal es el caso de Rosetta) desde la mirada liberal (gran parte de sus amigas y amigos), pero principalmente se centra en esa mirada solitaria y melancólica del amor como un gran sufrimiento y la soledad como la única salida.



Una cámara alejada y que nunca se propone entrar por completo a este mundo, pero que desde esa distancia podemos observarlo con total eficacia y naturalismo. La música, de Giovanni Fusco, ofrece gratos contrapuntos de guitarra y piano, de aires ligeramente jazzísticos, con solos de ambos instrumentos. La fotografía, en B/N, se sirve del paisaje (siempre importante para Antonioni) y de los ambientes como reflejo del mundo interior de los personajes. La escena de la playa, llena de elipsis y significados, marca un punto culminante del film. Usa tonos intensos, fuertes contrastes y crea composiciones de notable calidad plástica.

Un historia que fue catalogada como la mejor película sobre el mundo femenino desde la mirada de un hombre y creo que eso sale a la luz de manera explícita al ver y analizar esta gran obra. Un obra que maravilla por sus diálogos, por su poesía, por su profundidad, por su historia trágica, por su actuaciones, por como se muestra esta sociedad de clase alta y sobre todo por la sutileza y respeto hacia un mundo femenino que los hombres desconocemos en su totalidad. Una historia sobre el amor y la soledad, dos temas que siempre están en debate y en guerra en cada una de las películas de Michelangelo Antonioni. ¿Quién gana esta guerra? Casi siempre "la soledad". Una sublime obra maestra.