jueves, 7 de agosto de 2008

LA LEYENDA DEL PERRO AMARILLO: UNA HISTORIA SENCILLA PERO DE GRAN PROFUNDIDAD


"La leyenda del perro amarillo"(o La cueva del Perro o El Perro Mongol - 2005) es el segundo film de la directora Byambasuren Davaa, quién debuto con la fantástica obra, que juega entre la ficción y el documental, "La historia del camello que llora". La directora, en este segundo film, vuelve a poner su dotado ojo minimalista sobre la cultura mongólica, específicamente, dentro de una familia nómada. Ella vuelve a centrarse en una historia simple logrando nuevamente una gran profundidad humana y cultural.

La historia es muy simple: una niña encuentra un cachorro en una cueva. Su padre no quiere que se lo adopte. Y la niña, tenazmente, intenta convencer a su padre de que el perro ya es parte de la familia. La determinación del padre implica una razón de supervivencia. Un perro solitario puede haber aprendido de los lobos, y para quienes viven de sus cabras no es una cuestión intrascendente. De esa forma, a partir de ese episodio traumático, Nansal comienza a experimentar un proceso en el cual desobedece la orden de su padre, y pese a verse compelida a acatar el pedido que éste le hace, decide seguir manteniendo al animal por considerarlo el reemplazante perfecto de aquella mascota que enterró al inicio de la historia




Los títulos iniciales descubren una imagen en la que un hombre de mediana edad, junto a su hija, entierra el cuerpo de un perro que se supone, en vida, fue su mascota. La niña parece absorta ante la gélida escena que le devuelve el cadáver del animal y aprovecha la situación para preguntarle a su padre que es lo que sucede cuando alguien muere. ¿Se reencarnará en otro perro?, dice la pequeña. Y el hombre le responde: Todo el mundo muere, pero nadie está muerto. Esta primer escena ya plantea el tema espiritual y filosófico que trata de abarcar Davaa, planteándolo como curiosidad de esta niña. Toda esta imagen se ve con plano lejano y a contra luz del cielo. El film tiene una bellísima fotografía, durante las noches esta se centra en el cielo, dejando a oscuras el resto y durante el día trata de mostrar todo como un cuadro impresionista. Una historia que transcurre en lugares dotados de una gran belleza, lugar que tiene su protagonismo gracias a la presencia que le dio la directora desde el guión. Por ejemplo, en la escena en la cuál la niña se pierde junto al perro, este lugar anticipa - de una manera mágica o mística - este acontecimiento. El viento comienza a soplar fuerte, el molino comienza a girar rápido y una tormenta que aparece inoportunamente.



Davaa comienza a construir una maravillosa historia que, al igual que su anterior trabajo, nos ingresa en el seno de esta familia para declararle al mundo algunas verdades acerca del ser y su particular visión sobre ciertos temas que, aún hoy, el mundo occidental mantienen ocultos bajo el manto de un inexplicable tabú. A pesar de que por momentos el film de la sensación de estar viendo un documental, a medida que la trama se encamina hacia el final, comienzan a aflorar temas de gran carga filosófica como lo son la muerte, la reencarnación, el inevitable avance de la modernidad y la lucha de algunos pueblos originarios por mantener de forma impoluta su identidad. El film tiene varias frases de índole metafísico y filosófico, por ejemplo la abuela le dice a la niña "Cuando veas quedarse un grano en la punta de la aguja me avisas: es así de difícil que un alma se reencarne en un ser humano. Por eso, la vida de cada ser humano tiene un valor incalculable". Esta frase tiene una gran teoría existencial sobre el ser, el alma y la reencarnación. En el film vemos a una anciana revelándole a su pequeña nieta el gran secreto de la vida, a un padre que en un momento crítico y de gran tensión decide cambiar sus convicciones y a una niña que, desde su pequeña visión infantil, descubre la existencia de un mundo espiritual completamente distinto al de los objetos.


Aparte de esta gran presencia y esencia espiritual que tiene la historia, no deja de tener sus momentos de gran emoción, de tristeza, de ternura - gracias a las actuaciones de esta niña y sus dos hermanitos - y pequeños conflictos muy bien resueltos y sin golpes bajos. Davaa ofrece un retrato preciso de una familia nómada, atravesada por una cultura budista tibetana. Contada desde una cámara lejana, paisajista, que acentúa la percepción del espacio y una excelente musicalización que acompaña a dichos planos. Una historia que a pesar de que parece inocente, no lo es. Byambasuren Davaa demuestra que no sólo ha alcanzado un excelente dominio del lenguaje cinematográfico sino también que puede dar a conocer - con sus prestigiosa mirada puntillosa - el modo de vida de otras civilizaciones y descubrir con ellas otras formas de pensamiento y de concepción humana.



7 comentarios:

javi dijo...

El perro mongol, como se estrenó aquí (Bilbao) me pareció cuando la ví una película preciosa como solo se puede hacer en un país sin tradición cinematográfica, esos países que se destacan en los festivales por hacer el mejor nuevo cine, y la escena cuya foto colocas, con la niña en la orilla del rio es magistral.

un saludo desde la "otra butaca"

felicidades por el blog.

Ariel Luque dijo...

Es verdad, los países sin cultura cinematográfica hacen un cine destacable y no contaminado por las ideas comerciales, como suelen tener nuestros países. Hacen un cine netamente personal y sincero. Y eso mísmo los hace únicos. Bienvenido al blog y gracias! Un abrazo

Ariel.

Fantomas dijo...

La verdad es que hace tiempo conseguí esta película pero por razones de tiempo (y preferencias) aún no la he visto. De todas maneras trataré de verla esta semana.

Muy buena reseña.
Saludos.

IRIAN-HALLSTATT dijo...

Yo personalmente prefiero la del camellito blanco, pero esta me encantó también, a prori llamándome más la atención por la belleza de sus imágenes. Creo que Davaa vuelve a esforzarse en presentar unas gentes cuya comunión con su entorno natural los hace aun más humanos, en atención a su nobleza, que aquellos que desde generaciones nos heos convertido en patéticos urbanitas. Sobre esto habría mucho que reflexionar, pero se me quema el pan… jaja.


Un saludo.

Ariel Luque dijo...

En lo personal, tambien prefiero la del camello, tiene un aura mucho más mística que en esta. Davaa es una gran directora y sabe donde poner el ojo en sus historias igualmente. Lograr la simpleza y la profundidad al mismo tiempo, como sucede en las dos peliculas, es admirable. Un abrazo y espero que no se te haya quemado el pan jaja.

Ariel.

mayra salazar dijo...

Tan preciosamente sencilla que logro salpicar mi alma de sentimentos hasta hacerme brotar lágrimas

Unknown dijo...

網頁設計 網路行銷 關鍵字廣告 關鍵字行銷 餐飲設備 製冰機 洗碗機 咖啡機 冷凍冷藏冰箱 蒸烤箱 關島婚禮 巴里島機票 彈簧床 床墊 獨立筒床墊 乳膠床墊 床墊工廠 產後護理之家 月子中心 坐月子中心 坐月子 月子餐 銀行貸款 信用貸款 個人信貸 房屋貸款 房屋轉增貸 房貸二胎 房屋二胎 銀行二胎 土地貸款 農地貸款 情趣用品 情趣用品 腳臭 長灘島 長灘島旅遊 ssd固態硬碟 外接式硬碟 記憶體 SD記憶卡 隨身碟 SD記憶卡 婚禮顧問 婚禮顧問 水晶 花蓮民宿 血糖機 血壓計 洗鼻器 熱敷墊 體脂計 化痰機 氧氣製造機 氣墊床 電動病床 ソリッドステートドライブ USB フラッシュドライブ SD シリーズ