miércoles, 17 de septiembre de 2008

WHISKY: ENTRE LA MONOTONÍA Y LA INCOMUNICACIÓN


"Whisky" (2004) es la multipremiada obra de la gran dupla uruguaya conformada por Pablo Stoll y - del lamentablemente fallecido - Juan Pablo Rebella. Dos directores que demostraron su talento en esa pequeña joya independiente llamada 25 Watts (2001) una pelicula que narra las particularidades de la vida de un grupo de jovenes que desde una vision comun, afrontan la vida llamada "Cotidiana" que les depara su misma condición de jovenes latinoamericanos una desazón sin un norte tratando de ser jóvenes o tratando de dejar de serlo. En "Whisky" vuelven a profundizar nuevamente en la cotidianidad y la monotonía de la vida, pero esta vez utilizando como personajes dos seres ensimismados en sus propios silencios y en la incomunicación, nunca saliendo de la clase media trabajadora. El título hace referencia a ese momento anterior a cuando te sacan una foto y te piden que sonrías, dejando así plasmado en el negativo, una falsa felicidad...Digan Whisky!!. Los que sonríen falsamente en el retrato son Jacobo (Andrés Pazos) y Marta (Mirella Pascual). Jacobo es el dueño de una pequeña fábrica de medias. Su vida gris y rutinaria transcurre entre su casa y la fábrica, donde apenas cruza algunas palabras con Marta, su empleada de confianza. La visita de su hermano Herman (Jorge Bolani), radicado en Brasil hace muchos años, con motivo de la colocación de la lápida en la tumba de la madre altera la monotonía de esos días siempre iguales. La ficción que inventa Jacobo en complicidad con Marta para impresionar a Herman se le va de las manos, como suele pasar siempre que alguien “se hace pasar por...”




Es algo maravillosa la sutileza, y a la vez, la ligereza narrativa que el film posee. Estos personajes sienten cosas profundas que nunca sacan a relucir frente a otro, pero lo manifiestan a través de pequeñas acciones y reacciones sutiles y hasta por momentos dotadas de soberbia o envidia. Un ejemplo es el respeto con el que se tratan Jacobo y Marta, ella siempre lo trata de "usted" sabiendo que llevan muchos años trabajando juntos. Como Marta le prepara todo como si fuera la propia madre de Jacobo - esto también se debe que la madre de Jacobo falleció recientemente - una Marta que esconde y reprime un especie amor por Jacobo, pero que nunca se sabe de que tipo de amor hablamos. Marta es una mujer romántica, cree en el amor y siempre está esperando algo de Jacobo, una mirada, un cumplido - ella se cambia el peinado para que lo note, pero él nada - mientras se la pasa escuchando "Simplemente una Rosa" del maestro Leonardo Favio, tanto en el trabajo, como en los walkman. Jacobo es un ser aburrido, desganado, reacio por momentos y en otros lanza una chispa de picardía. Pero ninguno logra romper esa pared silenciosa que los separa. La noticia de la llegada de su hermano Herman logra que esta relación de Jacobo y Marta ingrese a algo mas profundo y de complicidad al inventar esta farsa de matrimonio, pero nada más. Ella le acomoda la casa - vale decir que la casa era un lugar totalmente abandonado y gris, tal como es Jacobo - logrando levantarla de una manera que solamente las mujeres pueden. Hay un detalle genial de cuando llega Herman, Jacobo lo recibe en el aeropuerto teniendo entre sus manos una par de medias de su fabrica. Pero al resultarle algo impersonal el hecho de no envolverlas, camina hacia un negocio y la envuelve, sacandole también el precio. Llega su hermano con un par de medias entre sus manos de su fabrica instalada en Brasil, no envueltas y con el precio de 9 reales pegado. Este desinterés por el otro aumenta, pero no motivado por un rechazo o un enojo, sino por una envidia. Cuando llegan al auto Jacobo le pregunta cuantos son 9 reales y cuando Herman le dice, un colectivo que pasa no le deja escuchar. Jacobo sigue sin darle demasiada importancia. Los diálogos entre los personajes son únicamente para llenar los espacios en los que el silencio se hace insoportable, ellos no tienen importancia para Jacobo. La relación entre herman y Marta llega a una conexión bastante cálida, de parte de ella solamente porque encuentra un diálogo fluido y no estancado como el que tiene con Jacobo, pero de parte de Herman hay un juego de seducción, que Jacobo lo nota y decide quitarle importancia aunque no del todo. Haces algunas chiquilinadas que denotan su reprimido interés por Marta. La relación Herman - Marta se estrecha aún más cuándo viajan a Piriapolis, al igual que las chiquilinadas de Jacobo.



Los directores narran esta historia con total frialdad, en un ningún momento quieren intimar con estas personas, la cámara es el fiel retrato de los personajes. Encuadres impersonales, fríos, lejanos y algún que otro primer plano cuándo algún personaje tiene una chispa de calidez. A estos tres personajes solitarios se le suma un cuarto protagonista, habló específicamente de ese entorno en decadencia. Queda patente en el bar de la esquina donde Jacobo desayuna todos los días, en la fábrica de máquinas vetustas, en cierta cortina de enrollar rota, en el apartamento que guarda los resabios de la agonía de la madre de Jacobo y, sobre todo, en el hotel y el balneario de calles vacías y negocios cerrados. Espacios desolados y sin vida, caídos en el antaño y el abandono. Las miradas se esquivan, por momentos dando la espalda y por otros no hablando o no dando motivos de atención a la otra persona. La incomunicación, la monotonía, lo cotidiano y los silencios, son los principales motores de este gran film. Toda esta tristeza y monotonía, tiene increíbles momentos de gran sentido de humor, como cuando el coche de Jacobo no arranca y Marta se baja a empujarlo y Jacobo se queda dentro del coche...de estos chistes sutiles hay decenas. "Whisky" es una gran obra de la dupla Stoll - Rebella, una dupla que supo tratar temas como la incomunicación y cotidianidad como muy pocos han logrado.




3 comentarios:

Pablo dijo...

Lo siento, de veras que lo siento, amigo mio, quizá a la hora de verla, me pilló de mala leche (no se). Pero que de verdad (para mi, por supuesto), es una película, que me llevé una gran decepción.
Una historoa aburrida y monótona, a pesar de la cantidad de premios que acaparó, con un Goya incluido a la mejor película hispana, creo que muy sobrevalorada a la hora de la verdad.
Pero que de verdad es una obra muy mediocre, donde no se salva nadie, quizá un poco digo yo que Andrés Pazos, pero tampoco sin aportar nada. Eso si, tu reseña de "órdago a la grannde". Un abrazo amigo Ariel.
http://pablocine.blogia.com

Ariel Luque dijo...

Todo bien Pablo, es cuestion de gustos el cine también jaja. Puede ser -como vos decís - que en su momento la viste de mala leche o tal vez simplemente no te gusto. Esta muy bueno, como siempre digo, que haya discrepancias. Un abrazo amigo y gracias por tus palabras.

Ariel.

Unknown dijo...

網頁設計 網路行銷 關鍵字廣告 關鍵字行銷 餐飲設備 製冰機 洗碗機 咖啡機 冷凍冷藏冰箱 蒸烤箱 關島婚禮 巴里島機票 彈簧床 床墊 獨立筒床墊 乳膠床墊 床墊工廠 產後護理之家 月子中心 坐月子中心 坐月子 月子餐 銀行貸款 信用貸款 個人信貸 房屋貸款 房屋轉增貸 房貸二胎 房屋二胎 銀行二胎 土地貸款 農地貸款 情趣用品 情趣用品 腳臭 長灘島 長灘島旅遊 ssd固態硬碟 外接式硬碟 記憶體 SD記憶卡 隨身碟 SD記憶卡 婚禮顧問 婚禮顧問 水晶 花蓮民宿 血糖機 血壓計 洗鼻器 熱敷墊 體脂計 化痰機 氧氣製造機 氣墊床 電動病床 ソリッドステートドライブ USB フラッシュドライブ SD シリーズ