martes, 18 de noviembre de 2008

NAZARENO CRUZ Y EL LOBO: UNA FANTÁSTICA LEYENDA EN MANOS DEL MAESTRO LEONARDO FAVIO



"Un bichito colora...do...do...
ha matado a su mujer...jer...jer
Con un cuchillo de punta alfiler...
Le sacó las tripas y se puso a vender...
A veinte...a veinte...las trispas caliente de mi mujer...jer...jer..."
(Personaje Fidelia)


Con esta pequeña canción en boca de la niña Fidelia, que cantaban mis padres cuándo eran niños, comienza esta inolvidable leyenda llamada Nazareno Cruz y el lobo (1975). Leonardo Favio, fué, es y será, el maestro del cine argentino y uno de los mayores referentes y exponente para los jóvenes realizadores (entre ellos, quién les escribe), un innovador, un pionero, un poeta de las tradiciones populares, pero sobre todo uno de los pocos sabios de la historia del cine. Me vienen a la memoria imágenes de la cruda realidad autobiográfica de Crónica de un niño sólo (1964), de la triste historia de amor en El romance del Aniceto y la Francisca... (1966) y del rebelde gaucho Juan Moreira (1973), entre otras. Estas películas sacudieron al público argentino, que nunca se imagino encontrarse con semejante cine en manos de uno de los cantautores más populares de la década del 60 y 70. Cada film de este maestro marcó un hito en el cine argentino. Lástima la maldita dictadura militar que nos prohibió y censuro tantas cosas, entre ellas el cine. Causando también el exilio de muchos grandes artistas, Favio estuvo 11 años en el exterior (1976 - 1987) haciendo giras con su música y al volver comenzó su nueva realización, la leyenda del boxeador Gatica, el mono (1993). Nazareno cruz y el lobo, en lo personal, es su película cumbre y la gran obra maestra del cine argentino. Leonardo Favio toma como base la mítica leyenda popular de la maldición que acecha al séptimo hijo varón de convertirse en lobizón. El film comienza con el venir de una gran tormenta huracanada, mientras se escuchan los gritos desmesurados y erizantes de la bruja Lechiguana (del quichua Lachiguana):


"Jeremías! Jeremías! No dejes parir a tu mujer.
Seis hijos te dio el señor...
El séptimo leche de diabla mamará y te nacerá lobizón"


Luego de esto la presencia de una voz en off narra la historia (con la marca propia del radioteatro y el carácter de transmisión oral característico de las leyendas). Esta voz nos narra la muerte del padre de Nazareno y sus seis hermanos mientras realizaban una cruzada y también nos da la noticia sobre el embarazo del septimo hijo, o sea, Nazareno. Durante el parto todo el pueblo reza porque sea niña, pero eso no sucede, nace varón. La matrona lo llama Nazareno Cruz como para bendecirlo un poco por su aterrador destino. Nazareno (Juan José Camero) es el séptimo hijo de un séptimo hijo, por lo cual, la maldición del hombre lobo cae sobre él inevitablemente. Ya adulto, al no suceder esta maldición, el pueblo bromea diciéndole lobizón o haciéndole recordar cuando hay luna llena. Todos toman en broma a la maldición de la que tanto hablaba Lechiguana y de la que tanto temía el pueblo. Pero su maldición nace cuándo conoce a la bella Griselda (Marina Magalí), o sea, cuándo conoce el amor. Allí se produce su inevitable transformación en lobo. Quién lo noticia de ello es el mismísimo Diablo o Satán (Alfredo Alcón) que le da de elegir (como prueba) entre el amor y ser lobo, o ser rico y vivir en una vida materialista. Nazareno opta por el sacrificio de ser hombre lobo durante las noches de luna llena y seguir sintiendo la solemnidad incomparable de amar a alguien. El pánico vuelve a nacer cuándo el pueblo descubre que Nazareno se ha enamorado de Griselda. Esa misma noche Nazareno, convertido el lobo, mata a un miembro de la comarca y a sus ovejas, aquí comienza la incontrolable ira del pueblo y la búsqueda con el fin de matarlo. Leonardo Favio se convierte en un pionero, al materializar esta leyenda tan popular y antigua, llevándola al cine (previa adaptación del radioteatro “Las palomas y los gritos” de Juan Carlos Chiappe), describiendo las creencias de la tierra con tal fidelidad que convierte a su obra en una muestra de alto nivel artístico y folklórico. Si realizamos una investigación minuciosa sobre las diferentes leyendas que acechaban durante esos años y en las regiones gauchescas, en el film podríamos encontrar varias que son utilizadas dentro de esta leyenda del lobizón. Algo notable es como Favio admira y expone de manera muy sensual y hasta erótica, el cuerpo desnudo de la bella Griselda cuando hace el amor con Nazareno. La escena acuática es realmente bellisima, dos cuerpos desnudos dando vueltas mientras se besan ferozmente, fusionando y armonizando sus gemidos debajo del agua; mientras se escucha la inolvidable canción (la banda sonora estuvo a cargo de Juan José García Kafi) pop setentosa que luego tuvo mucho éxito durante esos años en las discotecas argentinas. Las tormentas siempre están latentes o aparecen por decisión del Diablo, un Diablo que dice haber sido dejado por Dios para crear pánico en la tierra pero que ya está cansado de su maldad. El Diablo es un niño asustado y desamparado que le ruega a Nazareno que por favor, cuando este frente a Dios, no se olvide de hablarle bien de él. Todos los personajes tienen un fin y un destino que interfieren en el destino de Nazareno. El más destacable, y no por su protagonismo, sino por la extrañeza y la oscuridad con la que este carga, es la niña Fidelia. Ella es la que canta esa canción algo macabra colocaba al comienzo de la nota, ella vive junto con Lechiguana y un señor que está postrado en una cama desde hace muchisimos años pero que nunca muere (según la Lechiguana es un vago de mierda que no quiere trabajar). Fidelia nunca crece ni envejece, siempre está igual y muchos sabemos lo que se dice de aquellas personas que no crecen, se dice que estos cargan con la maldad (no crece por maldito). Fidelia ayuda a Nazareno a encontrarse con su amada Griselda, pero algo oscuro esconde detrás de ese rostro exageradamente maquillado e inocente. Todos los personajes están magníficamente retratados, todo se desarrolla en un pueblo atemporal de la Argentina.



"Esta película se gestó cuando en el país se desarrollaba esa enorme lucha por saber cuáles eran los buenos, cuáles eran los malos. Todos se debatían pensando si el peronismo, si la izquierda, si la derecha... El que elegía el amor estaba perdido. En ese momento eran todas mezquindades. La historia de Nazareno me pareció una buena metáfora. Es una película que parte de mi ingenuidad, de haber pensado que enviando mensajes se iban a poder apaciguar los ánimos" Según palabras de Favio en una entrevista. Una historia que detrás del realismo con el cuál es comparable, dota de una sublime e hipnótica fantasía llevada por un mito licantrópico y por otro lado un curioso despliegue trascendente con dejos religiosos, la lucha entre el bien y el mal. Nazareno lucha contra su destino y se sacrifica por el amor que siente por Griselda. Algo destacable es la sabia dirección de Favio, innovadora en ese momento aquí en Argentina, de crear climas alentando las imágenes, repitiendo planos y acciones, hacer que los personajes parezcan flotar, y sobre todo el crear un universo que fusiona la fantasía, el romanticismo y algún que otro rasgo del terror. La acción se despliega en campestres escenarios propios de las pampas argentinas, donde hay mucho elemento autóctono para generar historias y mitos que generan pánico, hoy en día hay mitos que siguen existiendo y muchos supersticiosos siguen creyendo. La leyenda del lobizón sigue viva y cada pueblo tiene su versión. La fotografía (realizada por Juan José Stagnaro) es realmente magnífica al igual que su estética, Favio nos muestra una obra cuyo leit motiv es la repetición. Tal vez en busca de una sensación de irrealidad, los personajes repiten varias veces sus parlamentos. Algo más que quiero destacar son los diálogos entre Nazareno y el Diablo (vestido de gaucho, muy bien interpretado por Alfredo Alcón). Cuándo Nazareno ingresa al lugar dónde habita el Diablo llevado por la madrina de este (esta madrina toma la forma lo que ella desea) es una especie de purgatorio, repleto de mujeres desnudas, niños que salen de las paredes, etc. Un universo realmente macabro en un escenario realista. Nazareno Cruz y el lobo es una obra que fue trasgresora en su momento, una obra que toma como base un mito folklórico para contar una trágica historia de amor, entre un hombre lobo y una bella mujer, cuyo final resulta inolvidable, doloroso y, por supuesto, trágico. Nazareno Cruz y el lobo tuvo un éxito sin precedentes aquí en Argentina y todavía se encuentra en los primeros puestos del ranking de las películas más taquilleras de todos los tiempos, Su estreno tuvo lugar el 5 de junio de 1975. En España se estrenó en 1976 con el título Maldición y logrando muy poca repercusión. Disfruten de este sabio escrito de Favio y debajo de la memorable escena de amor entre Nazareno Cruz y Griselda y su inolvidable canción.




LO QUE SÉ
Por Leonardo Favio


"Sé que “artista” es lo único que puedo escribir en ese espacio de los formularios donde le solicitan a uno tener una profesión respetable. Sé que muchos colegas dudan entre esa palabra y alguna que, con una ligera distorsión de la realidad, provea una estructura más sólida, como “cineasta”, “cantante”, “constructor de edificios” o “actor”. Pero yo nunca fui actor: trabajé de actor, que es muy distinto, porque no sabía hacer otra cosa. Sé que me dediqué al cine porque en el cine no se notan los errores ortográficos. Sé que un artista es el que primero debe aceptar su profesión, y que como tal debe asumir el reto que implica la mirada atónita de tantos burócratas. Al fin de cuentas, está el sastre que me hace un traje para que yo lo luzca, y estoy yo que hago una película para que él la vea. Cada uno tiene un oficio en la vida. Y yo he podido vivir con dignidad de uno hermoso. Sé que está en mis genes, que es agradable pasar por la vida sin haberle dado ganas de morir a nadie. Sé que la videocasetera es un artefacto maravilloso que revolucionó el ámbito de los realizadores. Los chicos de ahora tienen la fortuna de poder ver las películas todas las veces que haga falta, rebobinar, y volver a ver las escenas que les interesan. En mi época, eso sólo era posible en largas sesiones en el cine de barrio, que alternábamos con el café de la esquina. Así vi El ciudadano unas treinta veces. Sé que cuando hice Crónica de un niño solo era un pibe de 21 años y nadie me daba bola. Todos se reían de mi película y anduve con la lata bajo el brazo cuatro años para que la vieran. Tuve que encontrar un loco como yo para que me produzca: estaba en Mendoza y él llegó con un auto y dos chicas. Yo le vi cara de productor y me acerqué. Era Luis De Stéfano. Tuve mucha suerte. En ese sentido, Dios fue muy bueno conmigo. Sé que nadie quiere hacer mal cine o una película mediocre: todos queremos empatar con Orson Welles. El que no logra algo que valga la pena, no es porque no lo haya querido, sino porque no le dieron las alas. Por eso soy enemigo de una crítica a mis colegas. Sé que si veo una película y no me gusta, prefiero mentir y decir que no la vi antes que hablar mal en cinco minutos del trabajo de un tipo que estuvo dos años elaborando algo. Mal puedo yo juzgarlos, porque soy consciente del trabajo que eso significó, golpeando puertas, chupando medias, sufriendo humillaciones. Sé que si algo me gusta, sí, lo grito a los cuatro vientos. Por ejemplo, Pizza, birra, faso es una de las obras más bellas que he visto en los últimos tiempos. Cuando la vi, sentí una ligera envidia: me gustaría haberla filmado yo. Sé a ciencia cierta que tenés que tener mucho de suicida para meterte en el cine. Es un camino muy doloroso si se lo hace con pasión. Cubrir los costos, lidiar con gente que no entiende nada, es muy desgastante. Por lo menos para mí. Y los críticos tienen mucho que ver con ese malestar. Olvidan que sólo hacemos películas, que no queremos lastimar a nadie. Sé que nunca voy a olvidar la crítica de un inescrupuloso que señalaba que era un absurdo que un tipo del campo usara jeans en Nazareno Cruz y el lobo. Evidentemente, este buen hombre nunca fue al campo. Y, además, ¡mucho más absurdo era que el gaucho se convirtiera en lobo! Sé, o intuyo, que la belleza que debemos perseguir se parece bastante a la que se da en el cine iraní. Hace mucho propongo que, en lugar de contaminarnos con el cine norteamericano que te golpea la retina con una explosión, intentemos un cambio al estilo iraní, que te golpea el corazón con cosas del corazón. Yo quisiera que se trabajen más las atmósferas, los climas, las cosas simples. Sé que tengo mucha esperanza en los jóvenes, pero me gustaría que además de estar tanto tiempo en las universidades, visitaran la vida, salieran a pasear por las calles perdidas de Buenos Aires. Veo como que la gente vive en el contrafrente, y lo que hace falta, a mí entender, es salir un poco al balcón. Sé que hay que sentarse por lo menos una vez en la vida en la sala de espera de un hospital. Sé que hay que enamorarse de la gente con desparpajo. Sé que no tengo más ganas de vivir prisionero de datos y de fechas. Cuando filmaba Perón, sinfonía de un sentimiento, no sólo me equivoqué y puse en el balcón del ‘45 a un diputado del ‘73, sino que lo maté a Perón un año antes. Después de seis años de trabajo estaba confundidísimo. De casualidad una persona se dio cuenta. Sé que después, cuando nos metimos con Soriano en un proyecto para hacer un documental sobre el Che Guevara, me embalé, lo embalé a él, me desinflé y me dio vergüenza llamarlo de puro miedo de que me mandara al carajo. Ahora sé que ese proyecto fue más bien un pretexto para que charláramos un rato. Sé que si me quieren juzgar por mi cancionero, no pueden compararme con Wagner. Ni siquiera con León Gieco. Porque mi canción apunta a otra cosa: a lo más sencillo. No pretendo que tiemble Neruda, son simples canciones. Sé que soy un compositor de vuelo rasante. Y creo que Dios es un exagerado"




23 comentarios:

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

¡Ésta no la conozco! y parece muy interesante: me atrapa el título y lo que cuentas de ella. Voy a buscarla.

luis felipe comendador dijo...

Mil gracias por tu apoyo, Ariel.

Un abrazote de todo el personal.

Ariel Luque dijo...

PEDRO: buscala que es realmente recomendable. Un abrazo grande!

LUIS FELIPE: De nada, es un placer inmenso encontrarme con este tipo de iniciativas. Mis saludos a todo el personal desde Argentina!!

Ariel.

Esther dijo...

Por suerte ahora hay más libertad de expresión y el cine es más libre al igual que el resto de medios... pero en la epoca de la dictadura hubo demasiada represión y no dejó avanzar al cine como debiera.. Veré el video a ver que tal está que ahora me tengo que ir.

besos

Guillermo dijo...

Muchas gracias por tu reseña, fantástica!! La tendré muy en cuenta ya que no la he visto, apuntada queda.
Saludos amigo!!

Andres Pons dijo...

¿Sabes donde puedo conseguirla?
Gracias.

Ariel Luque dijo...

Así es Esther, tantas barbaries sucedieron durante esos años y esos malditos gobiernos de ideas retrógradas. Hoy la libertad de expresión es lo que prevalece! Un beso enorme!

Ariel.

Ariel Luque dijo...

De nada Guillermo, gracias a vos por comentar. Un abrazo grande amigo!

Ariel.

Ariel Luque dijo...

Querido Andrés, allá en España debería estar, sino por internet tambien se debe conseguir. Pero para no incentivar la piratería, buscala en alguna casa grande de alquiler de video donde debería estar. Desde hace algunos años han estado lanzando remasterizaciones de todos los filmes de Leonardo Favio. Los cuales te los recomiendo a la todos. Sino decime y vere la manera de hacertelo llegar. Un abrazo!

Ariel.

SaLvAtOrE dijo...

Guauuuu, no tenía conocimiento ni de este director ni de la película. He utilizado todos mis medios disponibles para hacerme con ella...y lo he conseguido, así que cuando la vea te diré que me ha parecido.

Un abrazo desde España (en semama de mucho trabajo)

Ariel Luque dijo...

Dale! Luego contame que te ha parecido y espero que te guste el cine de este mítico director. Disfruta de este manjar cinematográfico ajaja. Un abrazo desde Argentina Salvatore!!

Ariel.

DianNa_ dijo...

Me voy a poner a ver si la encuentro, parece muy buena.

Gracias por tus recomendaciones.

Besitos, niño :)

toñi dijo...

Viva la libertad de expresion y gracias un dia más por todo lo que nos enseñas. Yo tambien intentaré encontrarla. Un beso

Ariel Luque dijo...

DIANNA: De nada pequeña, es un film sumamente recomendable y de gran deleite. Un beso inmenso!

TOÑI: Asi es Toñi, viva la libertad de expresión!!!! tantas cosas censuradas por tantos años! Un beso grande!

Ariel.

El Deme dijo...

Gatica, el mono, obtuvo en España en 1994 el goya a la mejor película extranjera de habla hispana. Luque, es un placer leerte.

manuel de la rosa dijo...

el cine ese vehículo de expresión tan bueno...esa pelicula no la conocía y me supongo que será dificil de conseguir...aunque sigueindl el link de You tube...he visto varios retazos...saludos

Ariel Luque dijo...

DEME: Así es Deme, gran película Gatica, el mono. No recordaba lo del Goya, gracias por el aporte y por tus palabras. Un abrazo grande!

MANUEL DE LA ROSA: Que tal Manuel? Si, por youtube esta completa sino me equivoco...dividida en partes de 10 min. Es una última opción, aunque de muy mala calidad jajaja Un abrazo!

Saludos.
Ariel.

El Ente dijo...

Amigo Ariel...despues de mi ausencia cumpleañera ya estoy por aqui de nuevo. Esta no la conozco, pero por lo que cuentas debe ser una pelicula muy interesante de ver asi que me la apunto y ¿sabes si está en Dvd?

UN ABRAZO AMIGO...PRONTO QUIZAS PUEDA DARTE UNA NOTICIA QUE...BUENOOO MANTENDRÉ EL SUSPENSE AUN!! JEJEJJE

Ariel Luque dijo...

AMIGO Ente!! espero que la hayas pasado bien!!!. En cuanto a la película tiene que estar en DVD, por lo menos aca se han largado nuevas reediciones en los ultimos años en DVD. Cualquier cosa me decis y te hago llegar una copia.

Che no me dejes así la intriga con la noticia, maldito y bendito suspenso jajaja. No me hagas esperar tanto porque soy una persona muy ansiosa y muchas veces la ansiedad me carcome por dentro jajajaja. UN ABRAZO GRANDE AMIGO ENTE!!

Ariel.

Liliana dijo...

Ha vuelto a las salas "Aniceto", que cuando la estrenaron no sé si sobrevivió la semana.
Considero a Favio el mejor director de cine argentino. Tiene una trayectoria, tiene una coherencia, tiene todo lo que se necesita para ser un artista, como él se define.
No soy fanática de todas sus películas, aunque creo que de todas se puede sacar algo magnífico, algún plano, una escena, una secuencia... Mis favoritas son las tres primeras, esa trilogía en blanco y negro maravillosa que conforman: Crónica de un niño solo, Este es el romance del Aniceto y la Francisca... y El dependiente.
Ojalá hayas visto Aniceto, a ver qué te parece. A mí me pareció genial, magnífica, fresca como si Favio fuera joven y madura como si fuera viejo. Casi una parábola de tooooda su obra.

(Perdón la extensión de mi comentario, se nota que Favio me emociona, ¿no?)

Ariel Luque dijo...

Se nota Liliana, no tanto por lo extenso del comentario sino por la pasión que hay escrita en él. Aniceto no la he podido ver aún, aca en Rosario estuvo muy poco tiempo en cartel y no tengo noticia alguna de que se vuelva a poner en cartel aca. Espero que si!!!!!! jjajaja. Un beso grande!!!

Ariel.

Anónimo dijo...

hola a todos ,solo queria saludar y pedir si algunos de ustedes tendria la pagina en donde tendria la oportunidad de ver o bajar esta grandiosa pelicula.yo la vi peero tengos unos sobrinos q me gustaria q la vean..un besos a todos y espero con ganas el link. si me la podrian enviar a este correo,se lo agradescoo."el_navegante42@hotmail.com" desde ya gracias.

Unknown dijo...

網頁設計 網路行銷 關鍵字廣告 關鍵字行銷 餐飲設備 製冰機 洗碗機 咖啡機 冷凍冷藏冰箱 蒸烤箱 關島婚禮 巴里島機票 彈簧床 床墊 獨立筒床墊 乳膠床墊 床墊工廠 產後護理之家 月子中心 坐月子中心 坐月子 月子餐 銀行貸款 信用貸款 個人信貸 房屋貸款 房屋轉增貸 房貸二胎 房屋二胎 銀行二胎 土地貸款 農地貸款 情趣用品 情趣用品 腳臭 長灘島 長灘島旅遊 ssd固態硬碟 外接式硬碟 記憶體 SD記憶卡 隨身碟 SD記憶卡 婚禮顧問 婚禮顧問 水晶 花蓮民宿 血糖機 血壓計 洗鼻器 熱敷墊 體脂計 化痰機 氧氣製造機 氣墊床 電動病床 ソリッドステートドライブ USB フラッシュドライブ SD シリーズ