martes, 9 de diciembre de 2008

DICHO POR...ERIC ROHMER


"El cine es música en el sentido metafórico del término, una música de las imágenes. Hay una partitura, una melodía de imágenes que queda oculta por la música Cuando esta se superpone. La planificación ya Desarrolla su propia música. El tiempo cinematográfico Permite dejar un cada instante abandonado un su propia dinámica interior, Mientras que la nota musical no tiene sentido más que en Relación con la que la precede y con la que la sigue. Por eso decía, en un capítulo de aquel libro que escribí sobre Mozart y Beethoven, que la música es la más falsa de las amistades para el cine. El tiempo de la música es, sobre todo, un tiempo estético, Mientras Que El Tiempo del es el cine, Esencialmente, un tiempo vivido, un tiempo ligado a la durée de la vivencia en su propio TRANSCURSO. Como decía Schopenhauer a propósito del ballet y la ópera, pero También Wagner y Nietzsche, ES NECESARIO resistir a la tentación de la facilidad, Porque la música hace perder a las imágenes su ambivalencia constitutiva, y Tiende a impostar una dinámica lógica sobre Acontecimientos fortuitos o meramente Azarosos "
ERIC ROHMER

13 comentarios:

El Deme dijo...

No hay música más hermosa que el silencio.

Svor dijo...

El cine que es cine, lo es todo.

Manuel de la Rosa -tuccitano- dijo...

Nadie duda de la musicalidad del cine... es pura melodia...

Te aconsejo si no las has visto "el gran silencio" (http://es.movies.yahoo.com/e/el-gran-silencio/index-1504622.html)

un abrazo

Ariel Luque dijo...

DEME: Estoy completamente de acuerdo con vos. El silencio son las notas y la armonia de los sonidos de la vida y la naturaleza.

SVOR: Bienvenida a este rincón y gracias por tus palabras. La ambiguedad y sublimidad del buen cine, es todo, como vos bien decis!

MANUEL DE LA ROSA: No la he visto, ni siquiera sabía de su existencia. He estado indagando sobre este film y es mas que interesante, voy a tratar de conseguirlo. Muchas gracias Manuel por la recomendación!

Un abrazo gigante a todos!
Ariel.

DianNa_ dijo...

Una melodía de imágenes, que bonita metáfora :)

Besos, pequeño :))

Ivan dijo...

Bueno, mi punto débil, la Nouvelle Vague. Soy un fan acérrimo del movimiento y de la frescura que aportaron esa serie de guionistas que junto con Rohmer, revolucionaron el cine. Cierto es que Godard solo hay uno, pero el resto eran estupendos cuanto menos.
La frase..exquisita, como casi todo lo que toca Rohmer.
Un abrazo (tengo pendiente ese email Ariel, estos días te envio)

Castedo Merinero dijo...

Coincido con Rohmer, la música en el cine en su justa o mínima medida. El cine clásico norteamericano, que me encanta, abusaba a menudo de la música.
Un abrazo.

El club de los Parados dijo...

opino que el cine sin musica perderia mucho del encanto y magia que proporciona a cada escena
Estuve de puente...fue fiesta por aqui
Nos leemos

Guillermo dijo...

Un comentario muy acertado, bastante de acuerdo.
Saludos!

Ariel Luque dijo...

DIANNA: Así es pequeña, es una gran metáfora de este gran maestro francés.

IVÁN: Compartimos nuestro amor por la Nouvelle Vague. Gracias a estos maestros conoci y me enamore del cine frances. Godard es mas filosofico y pionero, por eso mismo siempre se destaco, pero el resto dotaba y dotan de exquisitas historias intimistas. Todos fueron, son y serán, los grandes del cine! Ningun problema, enviamelo en cuanto puedas al email Iván!

CASTEDO: Es verdad lo que dices del cine clásico, utilizaba y abusaba de la musica con el fin de emocionar y no de acompañar a las imágenes. Esto hoy sigue sucediendo y creciendo en el cine.

EL CLUB DE LOS PARADOS: Pero tambien pierde el encanto cuando se abusa de la música, cuando la musica esta siempre que hay una escena sentimentalista y su unico fin es potenciar la emoción. La musica utilizada con fines demagogicos (por llamarlo de alguna manera chocante jaja) no es para nada mágico, todo lo contrario. La magía esta cuando se utiliza de manera precisa y necesaria.

GUILLERMO: Así es Guillermo, yo tambien lo estoy.

Un abrazo gigante a todos!
Ariel.

la inkilina dijo...

Yo no soy ni intelectual ni matemáticamente inteligente..pero si que hay películas que te transportan..aprendes..reflexionas y luego sigues con tu vida

Un beso

David C. dijo...

La música muestra otro cine, eso es cierto.

Lourdes dijo...

La música en el cine acostumbra a emplearse mal. Ésta suele afirmar grandilocuencia a una secuencia necia y carente de ella. Es decir, no pienso que la música deba ocupar un sitio que la imagen no está ofreciendo, ni que desaparezca porqué sí, porque así se promulga ese cine introspectivo e independiente del que muchos pecan también por activa y por pasiva de forma vacua. En sí la música es devaluada en el momento que se utiliza para que reluzca un sentimiento que la propia base del cine no está ofreciendo, sino que si se emplea debe ser para reafirmar y ser coherente a lo que se dice, o simplemente usarla como método subliminal, de tal modo que le da cierto poder autentificador a la creación, como hace por ejemplo, entre otros muchos, Kubrick.

Pd: Fan acérrima de Éric Rohmer, el cine naturalista en todo su esplendor.

Saludos