sábado, 30 de mayo de 2009

EL ROSTRO DE KARIN de INGMAR BERGMAN


Cómo me llena de júbilo el encontrarme con pequeñas obras maestras de grandes maestros. El rostro de Karin (1983) es un documental, o fotomontaje, o ensayo fotográfico del imprescindible y siempre admirado Ingmar Bergman. Este cortometraje se centra en mostrar con nostálgicas y melancólicas fotografías, la figura y el rostro de su madre Karin Bergman dentro del seno de la familia Bergman. Realmente las miradas y los gestos dicen tanto que no hace falta palabras ni diálogos para describir cada fotografía. Este film retratista es un indudable ejemplo de como leer una fotografía y, por sobre todas las cosas, como leer rostros y miradas.


PARTE 1



PARTE 2

3 comentarios:

elena clásica dijo...

Coincido con tu lectura artística, Ariel, es una joya este corto del grande, el toque nostálgico y amoroso es de una fuerza apasionada. Me interesan mucho las fotografías desde una perspectiva especial, por supuesto ciertas miradas y semblantes, pero las que más me gustan son aquéllas que refieren detalles: unas manos, las puntillas de un cuello, momentos de una persona, sensaciones de una vida, fotos donde el encuadre alude a relfexiones que nunca ocuparían la mirada de fotógrafos más convencionales.
Ciertamente los rostros, las posturas y las miradas hablan, no digamos las manos.

Es un ejercicio artístico no sólo el corto, sino tu mirada sobre él y tus palabras que compartes con nostros.
Un abrazo.

Liliana dijo...

Hermosísimo... me ha emocionado muchísimo. Gracias por el dato.

Ariel Luque dijo...

Les agradezco a ambas. Un abrazo grande!

Ariel.