martes, 8 de junio de 2010

PALABRAS DEL MAESTRO JOSÉ LUÍS GUERÍN


"Antes de coger mi tomavistas de ocho milímetros intenté hacer algunas fotos. El problema es que no podía capturar eso que a mí me parecía bello con la cámara de fotos. Recuerdo mi frustración cuando estaba haciendo un retrato a una amiga de la adolescencia y su encanto se evaporaba al congelar el tiempo. ¿Qué pasaba ah ...í? Había algo que no funcionaba. Y yo lo vi enseguida, porque para mí la noción de belleza en aquella muchacha venía dada por un modo de mirar, por una cierta gestualidad y sobre todo por un ritmo interior. Esa intensidad de la mirada, esa felicidad por el movimiento sólo me la daba el cine. Capturar un trozo de tiempo de esa chica. Y al congelarlo desaparecía esa belleza. Es una cualidad que no tengo. El cine tiene un tiempo que fluye paralelamente al de la vida y por lo tanto puede capturar ese fluir, ese flujo temporal. En cambio la fotografía congela un instante, mata el tiempo. Yo admiro muchísimo a un montón de fotógrafos pero mi experiencia es meramente como espectador. Incluso diría que muchas ideas, muchas películas nacen a partir de la contemplación de una fotografía. Porque una fotografía para mí es un misterio. Siempre. Lo que me provoca y me incita es a cuestionarme por el segundo antes y el segundo después de una fotografía. Y ahí se situaría el origen del cine y el desarrollo secuencial. Una fotografía es un enigma."




No hay comentarios: